top of page
Buscar
  • Foto del escritorXPand

MINDFULNESS: LA IMPORTANCIA DE VIVIR EN EL PRESENTE

Actualizado: 25 jul 2022

La mente crea entre 40.000 y 60.000 pensamientos al día, de los cuales casi el 90 % son los mismos pensamientos que los de días anteriores. De este 90 %, el 80 % son escenarios trágicos que aún no ocurren y posiblemente no ocurran.


El sobre pensar las cosas se ha vuelto una de las actividades recurrentes entre las personas; la ansiedad que causa pensar las cosas de más y pensar en el futuro, nos distrae del presente, causando dispersión e ineficiencia laboral, mal rendimiento durante el día, daños a la salud y afectaciones en las relaciones personales. El desequilibrio que provoca en la persona que se atormenta con escenarios que sucedieron en el pasado o que aún no suceden, tiene graves consecuencias. Es por eso que la clave de la felicidad se encuentra en el autoconocimiento y más concretamente en el conocimiento de nuestra mente.


Mindfulness es un tipo de meditación que se ha definido de varias formas, pero todas ellas convergen en el concepto de entrenar la mente en tomar conciencia del momento presente, conciencia del entorno, conciencia de los otros y conciencia de nosotros mismos. Practicando mindfulness nos convertimos en los dueños de nuestra mente, direccionando la atención a aquello que nos interesa de verdad. Esto permite ver con más claridad la realidad que nos rodea, evitando así que esta decida por nosotros y convirtiéndonos en los protagonistas de nuestra vida. Mindfulness, más que una técnica, es un estilo de vida que se integra tanto en el ámbito personal, como en el profesional y familiar.




¿Cómo prestar atención al momento presente?


La clave está en hacernos conscientes de la presencia de cada aspecto que nos rodea, al realizar nuestras actividades cotidianas con atención plena, estando la mente centrada única y exclusivamente en la tarea.

El presente se puede vivir atendiendo a distintos aspectos. La clave es observar y prestar atención en detalles que pasamos desapercibidos por mantener la mente en otro lado; por ejemplo, la próxima vez que salgas a una comida intenta detectar a qué huele el lugar, qué música se escucha de fondo, a qué sabe cada bocado de lo que comerás y presta profunda atención de aquello que te platican. Notarás una experiencia diferente que te hará entender cuántas cosas te pierdes por mantener la cabeza ocupada.


Thich Nhat Hanh, monje budista, principal impulsor del budismo zen en Occidente, en su libro El milagro de mindfulness, describe cómo sería esta práctica día a día:

“Concéntrate en tus tareas, mantente atento y listo para afrontar con destreza e inteligencia cualquier situación que surja: la plena conciencia es simplemente eso. No hay ninguna razón por la que tenga que ser un estado distinto al de concentrarte en el trabajo, estar atento y evaluar las cosas con el mejor criterio posible.”


Nuestra mente tiende a estar dispersa, tiende a dar vueltas a las cosas, a anticipar y preocuparse por el futuro, a recordar y revivir el pasado, perdiéndose lo único que de verdad existe, el momento presente, el aquí y el ahora. La vida es aquello que pasa mientras nosotros corremos. ¡Vive en el presente!




33 visualizaciones0 comentarios
bottom of page